La cultura de la empresa es el conjunto de formas de actuar, de sentir y de pensar que se comparten entre los miembros de la organización y son los que identifican a la empresa ante los clientes, proveedores y todos los que conocen de su existencia. Sus normas, sus valores, sus hábitos. En conclusión es lo que forma la empresa, primero tenemos que enfocarnos en diferenciarla entre estos dos tipos.

Fuerte. Cuando hay una supervisión más general, los puestos de trabajo son más flexibles, las recompensas se basan en la productividad, se muestra interés en el personal, se aumenta la intensidad de conflicto constructivo o funcional y hay más tendencia al riesgo.

Débil. Cuando la supervisión es estrecha, el trabajo estandarizado, no se conocen los niveles productivos de los trabajadores, se busca más la producción y se tiende poco al riesgo, entre otras cosas.

Tipos de cultura:

• Cultura de las fortalezas. Basada en la supervivencia para la seguridad en el puesto.
• Cultura de club. Se basa en el compromiso y lealtad. La antigüedad es muy importante.
• Cultura de Academia. Los trabajadores de la empresa son expertos y tienden a escalar posiciones dominando cada vez mejor su puesto. Suelen recurrir a jóvenes recién licenciados dándoles un empleo estable donde empezar y crecer.
• Cultura del Equipo de Béisbol. Se busca el riesgo, la innovación, el talento. Se ofrecen grandes incentivos por productividad.

 

En Pangea contamos con personal altamente creativo para desarrollar las necesidades específicas de cada empresa o negocio. Pásanos tus datos y enseguida nos comunicaremos contigo.