Hace algunos años en la mayoría de los países Europeas, comenzó una tendencia cuesta arriba de la publicidad emocional, hoy quisimos compartirles LA OTRA CARTA, un comercial creado por una famosa tienda de muebles española, pidiéndole a niños de diez familias que escriban cartas a los Reyes Magos. Pero también les pidió que le escriban una a sus padres, para recibir algo de ellos. El mensaje comienza con una pregunta: ¿Por qué nos empeñamos en no regalarle lo que quieren?

Algo similar sucede en las empresas. Lo que los trabajadores reciben como “Comunicación Interna” (boletines, campañas, intranets, correos) es diferente de lo que ellos consideran una mejor comunicación (diálogo, participación, escucha, sentido). ¿Sería cuestión de que las empresas se animen a leer cartas como hicieron los padres del comercial?

En Pangea contamos con personal altamente creativo para desarrollar las necesidades específicas de cada empresa o negocio. Pásanos tus datos y enseguida nos comunicaremos contigo.