La frase “nada es absoluto, todo es relativo” no es novedad. Salvo que quiera aplicarse a la Felicidad en el Trabajo. Allí sí puede ser novedosa. Las investigaciones muestran que empleados y empleadores suelen creer que un trabajador feliz no sufre, no tiene problemas, no tiene debilidades… sino solo fortalezas.

Las propuestas de entrenamiento Intrapersonal hoy se decantan a iniciar desde las debilidades ¿Por qué? Porque como dijo Einstein (y ahora Harvard, en sus seis claves para ser feliz) nada es absoluto, todo está relacionado: las emociones negativas con las positivas y las debilidades con las fortalezas.

En Pangea contamos con personal altamente creativo para desarrollar las necesidades específicas de cada empresa o negocio. Pásanos tus datos y enseguida nos comunicaremos contigo.