Estudios a nivel mundial indican que estamos frente a una crisis de talento y que las organizaciones no están preparadas para afrontar ese escenario.

El informe de Oxford Economics y SAP, basado en una encuesta a 2.700 ejecutivos de 27 distintos países a nivel mundial, en sus resultados muestra que la fuerza de trabajo de 2020 será significativamente diferente a la de sus predecesores. Las empresas son conscientes de que están ocurriendo grandes cambios y buscan transformarse en consecuencia. Sin embargo, varios factores limitan esta transformación. Con demasiada frecuencia, la importancia de la gestión de personal para la estrategia corporativa no se ve reflejada según su función a nivel ejecutivo ni en la sala de juntas. Y muchas empresas carecen de la cultura y las herramientas que necesitan para retener a los empleados, realizar un seguimiento de su desempeño, y medir la efectividad de las iniciativas de recursos humanos.

Pocas cosas son más importantes para el éxito empresarial que el capital humano. La combinación correcta de personas, habilidades y cultura puede crear una ventaja competitiva para las empresas, dar nueva forma a las industrias, e impulsar la prosperidad entre las regiones.

Debido a que una nueva generación se suma al mercado laboral y las opciones de empleo evolucionan en una economía cada vez más global y basada en el conocimiento, la gestión eficaz del personal es un imperativo estratégico. Las oportunidades abundan en este nuevo entorno, tanto para los empleadores como para los empleados, pero también abundan los riesgos.

La nueva generación de profesionales que está llegando al mundo de trabajo trae consigo, no solo ideas novedosas, sino también expectativas distintas y las empresas se preguntan si están completamente preparadas para gestionar esa mano de obra del futuro. Según las conclusiones del informe sólo un tercio de los ejecutivos encuestados creen que han avanzado lo suficiente para satisfacer los objetivos de sus empleados, cifra que alcanzará el 48% en tres años. Es, por tanto, el momento de que las compañías rediseñen sus estrategias con las personas.

En última instancia, los resultados de la investigación sirven como un llamado a la acción. Si bien hay variaciones por región y país , la historia global es clara.

Para tener éxito, las empresas deben avanzar decididamente en varios frentes. Necesitan:

  • Prepararse para una mayor diversidad, los cambios demográficos de los empleados, y las definiciones de trabajo en evolución.
  • Lograr una mejor comprensión de los nuevos empleados millennial.
  • Aumentar el compromiso de los empleados, proporcionando los incentivos y beneficios que la gente realmente quiere.
  • Mejorar las habilidades y capacitación de liderazgo ejecutivo.
  • Fomentar una cultura de capacitación continua que desarrolle el talento y potencie a los trabajadores, mientras que capta y retiene el conocimiento fundamental.

En Pangea contamos con personal altamente creativo para desarrollar las necesidades específicas de cada empresa o negocio. Pásanos tus datos y enseguida nos comunicaremos contigo.