Una de las cosas que nos diferencia de los demás, es la creatividad que desarrolla cada individuo, podemos estar viendo lo mismo, pero al mismo tiempo cada persona tiene una manera única de percibir el mundo. La curiosidad es una de las pistas que te van llevando al potencial creativo.

El creativo propone, sin temer dónde terminará o si  evolucionará la idea, o cuál será mejor que la otra. Para poder explotar este factor, analiza las siguientes preguntas:

1. ¿Qué servicios has visto que merecen ser reinventados? Aquellos que podrían ser diferentes, más eficientes e incluso más divertidos.

2. ¿Qué parte de tu trabajo lo haces “porque así se ha hecho siempre”? ese robot de cosas por hacer que ya ni siquiera te cuestionas.

3. ¿Qué has visto en otras industrias que te encantaría que existiera en la tuya? Eso que te llama la atención ¡es una pista de una idea en potencia para ti!

4. La más importante: ¿qué te entusiasmaría mucho implementar en tu trabajo, en tus productos o servicios? Algo a lo que le dedicarías tiempo sin sentirlo porque te encanta.

5. No tienes que tener una respuesta concreta. Sólo empieza a preguntártelo. Así estarás más atent@ a las oportunidades, ideas y posibilidades frente a ti.

Te puede interesar ¿Cómo reforzar tu creatividad en estos días libres?

Por eso es que debes atreverte a expresar tus ideas una vez que las procesas en la mente. Exponer las ideas creativas en grupo es un proceso para desarrollar grandes ideas.

Con información de Entreprenuer

En Pangea contamos con personal altamente creativo para desarrollar las necesidades específicas de cada empresa o negocio. Pásanos tus datos y enseguida nos comunicaremos contigo.